PÁLIDO REFLEJO

Caminando, haciendo unas compras, vi mi reflejo en una vidriera. No pude evitar tomar una foto. Esto no pretende ser una reflexión triste, de alguna forma nos hemos “adaptado” a todo esto que hemos vivido. ¿Se extraña nuestras vidas de antes? Pues si, pero aún dentro de estos tiempos difíciles hay momentos buenos. Valorémoslos. Sobre todo apreciemos lo que verdaderamente importa, creo que es una de las enseñanzas de esta pandemia. Aprovecho para agradecer sus visitas a mi rincón de la blogósfera. ¡Gracias!

Foto tomada por Ana Laura Piera

LA VIDA ES SUEÑO

REFLEXION

Photo by Kammeran Gonzalez-Keola on Pexels.com

No estoy aquí, ésta que ves no soy yo. Yo soy sólo un reflejo de lo que soy.

Lo que ves es una realidad inventada, fruto de la mente febril de una soñadora anónima. Ni soy, ni estoy, sólo sueño.

Divago por mundos simples, hechos a la medida para no perderme en el oscuro laberinto de una realidad incomprensible.
Es más facíl dejarme llevar por las olas de este sueño, donde floto en un mar calmo. Si despierto me haré añicos contra los escollos.

Sueño que vivo, sueño que sueño, sueño que río, sueño que amo, sueño que muero, sueño que espero, sueño que este sueño no tiene fin, sueño que fui y seré por siempre.

A ratos olvido a la que sueña y me creo este sueño, me creo todo, vivo todo, sufro todo, y entonces necesito cambiar de sueño, porque me ha alcanzado el matador de sueños: la realidad.

Autor: Ana Laura Piera / Tigrilla