Canal RSS

THE PUZZLE

Publicado en

THE PUZZLE 

 

Aquella mañana me pareció extraño no escuchar el despertador, siempre sonaba implacable a las 6 a.m.  pero hoy habia enmudecido o eso creí. Ayudado por mi relog interno pude darme cuenta que era hora de levantarme. Como todas las mañanas, antes de abrir los ojos, traté de adivinar qué partes de mí se habían separado del cuerpo durante la noche. En realidad se ha convertido en una especie de juego, si atino me invade una sensación estúpida de euforia, si no adivino, hago rabieta como niño pequeño que no sabe perder.
 
Esta mañana he acertado: el brazo izquierdo, la pierna derecha y ambas orejas andan perdidas. (Con razón no había escuchado el despertador). Lo de las orejas me encabrona, sin escuchar será mas dificil encontrar mis extremidades. Me levanto y ando a saltitos sobre la pierna que me queda, sin duda debo verme cómico, o mas bien, debo dar lástima. Por eso me dejó Mónica: -"No soporto ver que amaneces como si fueras un muñeco roto, me enferma eso"

El día que se fué, recuerdo que lloraba mientras señalaba uno de sus horribles zapatos deportivos color fucsia, -color que odio con toda mi alma- dentro se asomaba uno de mis globos oculares, lo había estado buscando por horas y la pequeña cosa se había ido a esconder ahí, parecía una pelota de golf pegajosa y babeante. Mientras lo iba a enjuagar ella salió dando un portazo, nunca mas la ví, luego mandó a una amiga a recoger sus cosas y quedé solo.

¿Han intentado orinar sobre una pierna? no se los recomiendo, he dejado el baño hecho un asco pero ahora lo que me importa es encontrar mis partes perdidas. A veces la experiencia ayuda, por alguna razón que ignoro, a las piernas les gusta esconderse en el cuarto de limpieza, se sienten a gusto entre escobas, trapeadores y cubetas, creo que piensan -si es que piensan- que se pueden camuflar ahí con éxito. Siempre siento que es una bofetada a mi ego; sé que tengo las piernas flacas y huesudas pero tampoco es para tanto. En efecto, la desgraciada pierna se encuentra en su escondite preferido y  me la coloco, no sin dificultad, -recuerden que sólo traigo un brazo-  ya con mis dos piernas me es mas fácil buscar al resto.

Veamos, los brazos son un poco menos predecibles que las piernas, a veces me los encuentro metidos en el horno de la estufa,lo cual me espanta un poco, menos mal que vivo solo y no hay niños traviesos que quieran jugar a "la comidita". Pero hoy no hay suerte en el horno. Otro lugar que frecuentan es el cuarto de la computadora detrás del monitor, tampoco…mmmm ¡ya lo ví! el brazo maldito está metido en la vitrina del comedor, entre mis botellas de vino, creyó que esta vez no lo vería. Me ha costado trabajo sacarlo, la mano del brazo perdido se asió con necedad de una repisa, forcejeamos un poco pero finalmente lo he logrado. Vamos bien… vamos bien, ya estoy un poco mas completo, sólo faltan las orejas.

Llevo un buen rato buscándolas y nada. Cuando lo que se me desprende es algo pequeño como dedos, ojos u orejas, siempre busco primero en el bote de la basura, me da terror pensar que pueda pasar el camión recolector y se lleve mis preciados miembros y luego me sea imposible ubicarlos. Esta mañana no es el caso, y he seguido buscando entre mis libros, mi ropa de cama, mi ropa interior, he volteado al revés y al derecho todos y cada uno de mis calcetines….lo peor de todo es la sensación de completo aislamiento que da el no poder escuchar nada; definitivamente los sordos la pasan mal….
¡¡¡Por fin aparecen en el cajón de los cubiertos!!!, me las coloco y el primer sonido que percibo es el insistente timbre de mi celular, pero no contesto, ya sé que es de la oficina, mi secretaria estará frenética tratando de localizarme, ahora debo apurarme o estaré en problemas. Mientras tomo un baño me pregunto qué partes de mí andarán perdidas mañana por la mañana.

TIGRILLA  -mas loca que nunca-

 

 

 

Anuncios

Acerca de tigrilla

Cuentera, viajera, amiguera, me encanta la naturaleza y asombrarme con ella

»

  1. hey,
    me encantan los rompecabezas!
    que onda mujer,
    como has estado?
    yo muy bien
    pero peleando con el space,
    que lios eh.
    en fin,
    si no estoy aqui
    me encuentras en
    http://www.fotolog.com/SOFIA_FM
    saludos desde Tj
     
    SOFIA FM

    Responder
  2. Alucinate!, que tal no encontrar la cabeza?, seguro se desternillaría buscando las piernas, los brazos, los oidos, como acomodarla? seguro encontraria un lugarcito escondido donde ya encuentra todo porque el corazón se abrió, ya no le quedó menos que encontrar sus miembros uno a uno

    Responder
  3. Jajajaa… ¡Me encantan tus cuentos por originales, mujer!!  Recordé aquel otro que escribiste, el de una mujer dormida y su sombra, genial. Realmente admiro tu imaginación, me encantaría tenerla.
     
    Del relato de mi espacio te cuento que sí es autobiográfico, detalles más, detalles menos. Sí fue una experiencia padrísima, y fíjate que no, jajaja, no era tan tan vaga, una o dos pintas más aparte de ésa que fue la primera y eso es todo. jajaja… Lo que ahora luego de tanto tiempo sí me asombra es cómo me pudo suceder a mí, chamaquita de esa edad, con el profe que yo calculo que de menos tenía treinta… Qué locura. Así hay muchos recuerdos de mi infancia y adolescencia, muy locos. ¡Creo que viví aprisa!
     
    Bueno niña, te dejo. Como siempre fue todo un placer leerte en mi espacio y más venir a leerte aquí, donde todo es posible. Te dejo muchos besos!!!
     
    Iliana.
     

    Responder
  4. A mi me sucede lo mismo! solo que en lugar de los miembros de mi cuerpo de pronto se me pierden los sueños, ilusiones, pensamientos, ideas…algunas logro encontrarlas dentro de un cajon, pero otras veces tristemente se pierden para siempre y yo espero que hayan encontrado un lugar mejor.
    Te dejo un abrazo y la sonrisa que me produjo tu relato.
    Mó.

    Responder
  5. Ay, Dios!!!! A ver, jéjame que encuentre mis índices (los traigo perdidos desde anoche) para ver si tecleo más rápido.
    Mujer, no sabes las ganas que tenía de saludarte, y es que ando a media conexión, sin poder acceder ni a mi espacio. Bueno, ya pude, je, je. ¿De dónde sacas esas ideas? Me encantó lo del globo ocular en el zapato ¡qué puntada! ja, ja, ja. Estoy por creer que te dio una de esas gripas que andan, de esas que lo dejan a uno tan desarmado que en la mañana tienes que empezar a encajarte tus piezas para poder salirte de la cama, ¿será?
    Excelente cuento, tan original que nunca de los nuncas había leído algo que se le acerque ni a kilómetros de distancia, ¡qué va! Me encantan tus locuras. Si así ha de llover, que no escampe.
    Me alegro que hayas pasado unas buenas vacaciones con tu familia y espero que la "rayita" vuelva a parecer en breve, por si te hiciere falta, ja, ja. Me doblas de la risa con esas expresiones tan mexicanas, me traen bellísimos recuerdos de tu tierra.
    Te quiero mucho, big-tigrilla, escribes como los grandes.
     
    Abrazos;
    Diana

    Responder
  6. Caray, Tigrilla ¿creativa? pareces el desierto de Chihuahua florecido. Es decir: fresco, inteligente y diverso. Muchos registros en tus relatos. Siento ligera curiosidad por saber cómo serían tus poesías.

    Responder
  7. que cuento tan gracioso, seguramente debe ser una estupenda manera de empezar el dia, al menos debe ser mas emocionante, tus cuentos son maravillosos, he increiblemente originales

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: