Canal RSS

FRIO DESPERTAR

Publicado en
 
FRIO DESPERTAR..
 
 
Las veredas son angostas, a los lados, hay pequeños jardines bien cuidados y extrañas edificaciones, muy pequeñas para ser casas. La poca luz proviene de faroles viejos que alejan las tinieblas.
Hace frío.
 
No se bien porqué estoy aquí, pero no siento miedo. Me acerco a una pareja, son un hombre y una mujer, ella lo sostiene a él que parece sumido en un sueño muy profundo. En el rostro de ella se ve una gran aflicción, pensé en hablarle pero me arrepentí, ¡se veía tan triste! así que sigo caminando.
Mas adelante, el sendero dobla y desemboca en una calle mas amplia bordeada de altos cipreses que parecen gigantes oscuros y vigilantes. Me encuentro enormes cúpulas, arcos y ventanales por los cuales me asomo, pero no logro ver nada, sólo se escucha el eterno eco de los sueños que no fueron y se percibe el olor de los recuerdos.
 
Hay un joven parado frente a uno de estos singulares edificios, es bello, su cara también refleja una tristeza melancólica, mira hacia abajo, como con pesar y prefiero no molestarlo, temo incomodar. A ratos me encuentro con estas personas. Una mujer hincada  abraza una cruz, pasé a su lado y pareció mirarme pero no estoy segura. ¿Quién me dirá donde estoy? Todos los que veo están en posturas extrañas, algunos tienen los ojos hacia el cielo como preguntandose cosas, otros miran hacia abajo como queriendo encontrar la respuesta en la tierra. Manos en el pecho, brazos levantados, hombres y mujeres semiacostados, como dormidos, como en un sueño dulce y triste a la vez.
Ví una niña muy pequeña sentada sobre unos escalones, su pelo le caía en cascada sobre los pequeños hombros y parecía sonreír. Me acerqué y me senté junto a ella, la toqué, pero estaba fría y rígida, era de piedra. Asustada, me levanté rapidamente y me alejé.
 
Corrí y corrí.
 
Nadie me ayuda, ni los ángeles de alas extendidas y ojos manchados. Ya no se si son lágrimas o es el tiempo que destila por sus ojos. Todos tan fríos, tan solemnes, estoy a punto de llorar y gritar de desesperación cuando alguien me toma suavemente de la mano. Su mano es tibia, aunque áspera y callosa. La aprieta contra la mía y comenzamos a caminar juntos, me reconforta el contacto, es un hombre algo mayor, quizás unos 50 años, no logro verle la cara pero su andar cansino me recuerda a mi abuelo. Pareciera que conoce este laberinto a la perfección. Caminamos en silencio. Advierto que regresamos a la vereda donde inicie mi peregrinaje. Hay una chica que no había visto antes, tiene una flor en la mano, como ofrendándola al cielo, esta recostada sobre una pared en la cual hay algo escrito, tiene los ojos cerrados. El lugar es bastante reciente, hay flores frescas, el hombre señala las letras, es un nombre…… mi nombre. Suelta mi mano y me da un golpecito en la espalda, comprendo. Entro a mi tumba, estoy muerta.
 
Tigrilla
 
 
 
 
 

Anuncios

Acerca de tigrilla

Cuentera, viajera, amiguera, me encanta la naturaleza y asombrarme con ella

»

  1. Tigrilla:
     
    Me debes una visita. Ultimamente le estoy tomando aficción a México.

    Responder
  2. MASCULINO PLURAL

    Hola de nuevo querida Tigrilla !!!! Ufff… Has conseguido con tu relato ver la cara de cuantos personajes describías y ese paseo por "el otro mundo". Además, la música que sonaba de fondo daba aún más realidad a tus mágicas palabras. Ha sido como leer alguna de las famosas experiencias místicas de San Juan de la Cruz o de Santa Teresa de Jesús. De ésta ultima de dejamos estos conocidos versos:
     
    "VIVO SIN VIVIR EN MÍ,
    Y TAN ALTA VIDA ESPERO,
    QUE MUERO PORQUE NO MUERO."
     
    Besos desde Sevilla y hasta pronto
     
    JM y JC

    Responder
  3. ¡Válgame! ¡Por todos los santos! Que yo me santiguo, que yo no viriguo. Que me libre Dios de este designio, atrás demonios atrás. ¡Que sí, que no, que todo se acabo! A la tumba, a la tumba, aunque sea con su tumbao… uno, dos tres, a la tumba. Umba, umba, a la una, vamos todos a las dos, si no quieres yo te sigo y nos perdemos, somos dos.
    ¡Viene el tres ya me voy, con este tumbao, hasta el hoyo corazón…!

    Responder
  4. .«ღ»♥Izakalli Cihuatl♥«ღ»

    HERMOSA TIGRILLA, HEME AQUI, CON ALEGRÍA A VISITAR TU ESPACIO Y SEGUIR TUS LINEAS, SIN EMBARGO ÉSTE ESCRITO QUE HAS HECHO DE FRIO DESPERTAR ME MANTIENE INQUIETA, ALGO ABSORTA Y TRATO DE ENTENDER TU SENSIBILIDAD, PRACTICAMENTE ME METÍ A TU RELATO, BUENO, HASTA SENTÍ ESCALOFRÍOS CUANDO TERMINAS TU ESCRITO MAGISTRALMENTE:….Suelta mi mano y me da un golpecito en la espalda,  comprendo. Entro a mi tumba, estoy muerta….
     
    INTERESANTE TU BLOG.
    RECIBE UN ABRAZO FUERTE .
    MARCELA URIZAR.
     

    Responder
  5. ¡Santa Tigrilla de los cuentos tétricos! Me has parado los pelos y no es mero comentario, tengo escalofríos. ¡Te pasas, niña! ¿De dónde sacas estas cosas?
    Yo no imaginaba morirme así. He leído y escuchado que la gente cuando se está yendo, lo hace de mano de un familiar muerto y que hay luz, mucha luz y que la luz es tibia. Pero la verdad es que tu cuento me hizo dudar, porque uno cuando se está yendo se pone frío y debe haber un momento en que el alma se desprende y no está ni acá ni allá y puede ver a la gente llorando, ver su propio cuerpo, a los hijos sufriendo, a tal o cual persona con cara de circunstancia y sus pensamientos- ahora transparentes- puestos en el negocio que se están perdiendo por estar ahí, con nuestra familia, nomás cumpliendo. Sí, ha de ser un trance frío como la niña de piedra. Me voy al trabajo con estos pensamientos dándome vueltas en la cabezota, niña. Como dice el Carmelo, ¡líbreme Dios!
     
    Un abrazote;
    Diana
    P.D. Este está muy, pero que muy publicable, mi niña.

    Responder
  6. holaaaaaaaaaaaaaaaa chiquillaaaaaaaaaa
    como estas ? vine a saludarte , lo hago desde el primer space que tuve pues creo que volvere a escribir en el .
    vendre con mas calma a leer todo lo nuevo pues veo que hay mucho , disfrutare leyendo cada una de tus entradas nuevas como siempre lo hice pues ya sabes que me encantan tus relatos .
    te dejo un besote enorrrrrrrrrrrrrrrrrrme preciosa con todo mi corazon

    Responder
  7. .«ღ»♥Izakalli Cihuatl♥«ღ»

    hola trigrilla, vine a saludarte otra vez,…en donde te encuentres , con quien te encuentres que estés excelentemente bien, un beso y fuerte abrazo.
    Marcela

    Responder
  8. Nuevamente debo felicitarte. Este texto está estupendo.
     
    Sobra decir que tienes una gran capacidad creativa. Si bien lo esencial es el mensaje del relato, la atmósfera en la que tiene lugar y el perfil del o los personajes protagónicos, también es importante cuidar algunos detalles de estilo y sintáxis que pueden enfatizar la idea que quieres transmitir o el sentimiento que quieres despertar en el lector.
     
    "…estoy a punto de llorar y gritar de desesperación cuando alguien me toma suavemente de la mano. Su mano…"
     
    Por ejemplo, en esa oracion "estoy a punto de llorar", una coma en "desesperación" puede dar una pausa adecuada para la acción descrita a continuación: "alguien me toma suavemente de la mano". E incluso en esta oración la sustitución del adverbio "suavemente" por el sustantivo "suavidad" acompañado por la preposición "con" le daría un toque más estético a la oración: "cuando alguien me toma con suavidad de la mano".
     
    En fin, ya sabes que mis comentarios son siempre en el ánimo de "aderezar" tus textos con un poco de fluidez.
     
    Un saludo
    Víctor 

    Responder
  9. Doña Tigri, como siempre… ¡te luciste!
     
    Vengo aquí a agradecerte el comentario que dejas en mi espacio y me encuentro con esto… Y me quedo pensando mil cosas. Primero que nada, pienso en lo difícil que es escribir de la muerte y en lo fácil que lo haces parecer. Pienso también en tu sencillez, en tu calidez, en la forma generosa en la que llegas a comentar con el entusiasmo de un gusto compartido, y no sé porqué me viene a la mente ese poema de Machado que entre otras cosas dice: "…cómo se sufre a sí mismo un ignorante soberbio…" Tal vez precisamente porque tú eres todo lo contrario. Y finalmente sí, algo como lo que te imaginas sucedió. Hubo besos con pan y luego besos sin pan, y la historia dio para mucho más hasta que ahora esos dos ya no son pareja pero son amigos y se tienen un gran cariño.
     
    ¿Sabes? En realidad tú me ganaste la visita hace rato, porque tenía la determinación de que no pasara de hoy el venir a visitarte. Hace rato entré pero creo que la conexión estaba lenta porque cuando intenté dejar este comentario, la computadora se pasmó, con lo gordo que me cae que eso suceda.
     
    Recibe un besote, Tigrita, y un abrazo apretado. ¡Te quiero, Doña Tigri!
     

    Responder
  10. Hola Tigrilla. He venido a dar en tu blog gracias a la magia de los links. Tienes un talento invaluable para el cuento: imaginación fértil y facilidad de palabra. Todo un regalo del cielo. Hoy leí cinco cuentos tuyos y no me decido cuál es mejor, cada uno es diferente, tienes riqueza de temas además. Te felicito y animo a seguir adelante. Este cuento me impactó mucho, tienes la habilidad de mantener el suspenso desde la primera letra hasta el desenlace final haces que el lector contenga la respiración mientras se deja atrapar por la historia. ¿Cómo lo consigues? ¿Es técnica o te brota naturalmente de la mente en esta forma? Mil felicidades. Saludos. María.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: