Canal RSS

EL REGALO

Publicado en

 

EL REGALO

 

El vendedor, olfateando su primera venta del dìa, gesticulaba dramàticamente mientras explicaba a su cliente porquè debìa decidirse a comprar.
"¡Mire que lìneas!, no me va a decir que no son perfectas, ahora èchele una miradita a las molduras, vea el detalle….ahora si me lo permite vea el interior, sienta la tela…¡ahhhh! ¿¿ve??¡pura calidad!, ademàs cuenta con alarma; algo muy conveniente, usted ya sabe que las apariencias engañan y que hasta lo mas definitivo que hay en esta vida, puede no ser tan definitivo"
Justino Martìnez sonrìe satisfecho.
"Si, me lo llevo, envuèlvamelo para regalo"
El vendedor, conocedor de su oficio, esconde la sorpresa que le causa tal peticiòn y enseguida envìa al mandadero para que compre lo necesario. Tardan un poco en dejarlo listo, despuès de todo es la primera vez que les piden algo asì, muy pronto el color caoba del fèretro que acaba de comprar Justino, queda oculto detràs del papel de regalo, parece una barra de chocolate gigante con envoltorio de colores chillones: rosa, azul, anaranjado. Terminan colocando un gran moño a juego.

"Sùbanmelo a mi camioneta"

Y ahi va Justino, mientras maneja, va piense y piense: "¡Las cosas que me obligas a hacer Gloria!, a ver si con esto se te acaban los achaques. Desde que nos casamos hemos hecho mas visitas al hospital que a ningùn otro lado. Que si te duele aquì, que si te duele allà. Que si ya vas a estirar la pata,¡tanto dinero gastado en medicinas que no te curan!,….Primero pensè era mal de ojo; entonces te llevè con Doña Angustias para que te hiciera una buena limpia. Estuviste bien por un tiempo pero ya estas otra vez con tus dolencias. Creo mas bien que eres una mañosa. Con este regalito debes de reaccionar, ya veràs"

Cuando viò llegar la camioneta de su marido, Gloria se emocionò mucho. Mañana es su cumpleaños, seguro  le comprò algo bueno,  se ve que trae algo grande en la parte trasera, tal vez un mueble. Nunca imaginò la buena señora que su marido le llevara una caja de muerto, casi se muere de verdad cuando Justino le pidiò que quitara la envoltura y se encontrò con tan lùgubre regalo. "Mujer, tu siempre estàs dicièndo que ya te vas a morir y no se que tanto, por eso decidì traerte esto, no te puedes quejar, es de lo mejorcito que hay, estaràs muy a gusto aquì"

A la par que se recupera del disgusto, el inesperado regalo hace reaccionar a Gloria, la artritis se esfuma, ya no le da la migraña, la presiòn alta la deja en paz y su diabetes se controla de un dìa para otro. Tras la incomodidad inicial (no encontraban donde ponerlo) el fèretro se hace ùtil e indispensable a los pies de la cama matrimonial que Gloria y Justino comparten desde hace 20 años. Los calzones de Justino y los pijamas matapasiones de su mujer, encuentran un hogar dentro de èl. "Ay Gloria, el dìa que te mueras voy a extrañar tanto el mueblecito, mira que bueno nos ha salido"

Una noche en que no podìa conciliar el sueño, a Justino se le ocurriò intentar dormir dentro de la caja. Descartò la idea por descabellada y rara pero cuando en sus noches comenzò a abundar el insomnio, decidiò probar. Sacò toda la ropa que guardaban y se durmiò muy tranquilito a los pies de Gloria, quien estaba fùrica con el desorden y sorprendida con la actitud de su esposo. Aquella noche, Justino soñò que estaba enterrado dentro del fèretro, tres metros bajo tierra, no fue una pesadilla sino un sueño apacible y tranquilo, sentìa su cuerpo suavemente envuelto, como si estuviera dentro de un capullo de mariposa. Las preocupaciones y los afanes cotidianos se habìan quedado lejos, muy lejos. A la mañana siguiente despertò mas descansado que nunca y comenzò a preguntarse si el morir se parecerìa a su sueño.

Muy pronto Justino no puede dormir en otro lado que no sea su "cajita" como cariñosamente la llama. Siempre sueña que està plàcidamente muerto.Empieza a pensar que la muerte es como volver a una patria abandonada en el momento de nacer y olvidada con la brimera bocanada de oxìgeno que entra a los pulmones. Quizàs no hay nada que temer de la muerte. Primero duerme con la tapa del fèretro abierta, pero con el tiempo se acostumbra a dormir con la tapa cerrada.  Gloria se queja: "pareces Dràcula, estoy harta, ya ni me haces caso, quiero el divorcio"

Cuando la muerte acabò por seducir completamente a Justino, el cafè negro que acostumbraba beber todas las mañanas  quedò enfrìandose sobre la mesa de la cocina pues ya no lo pudieron despertar. En el velorio todos comentaban la felicidad pintada en el rostro del difunto. Gloria a su vez lamentò muchìsimo la pèrdida de su ropero.

TIGRILLA.

Anuncios

Acerca de tigrilla

Cuentera, viajera, amiguera, me encanta la naturaleza y asombrarme con ella

»

  1. Primero me matas de risa y luego entro de lleno a la reflexión, jajajaja, eres única amiga, te admiro!
     
    Mira pues que a Gloria se le curaron todas sus hipocondrias del meritito susto de imaginarse tiesa en el roperito.
     
    Y es que es así, difícilmente aceptaremos la muerte como un final natural, como algo que debe ser y será; acaso porque la vida es tan bella y nosotros tan egoístas que no queremos dejarla?
     
    Muerte, a veces cruel y otras bondadosa …. inseparable hermana de la vida.
     
    Nos vamos de camping al cementerio el dia de muertos?, je.
     
    Un beso, niña bonita.

    Responder
  2. ¡Condenáa, cada día me sorprendes más! jajaaja…
    Qué buen cuentito, Trigrita!! Yo que ahorita ando como Gloria -con artritis, presión alta y te cambio la diabetes gracias a Dios por un dolor de muela que me trae loca- me puse a pensar… ¿no estaré haciendo de mi cama un féretro mullidito y calientito? jajajajaa…
     
    La vida da muchas vueltas, la muerte también. Unas veces parece que se empeña en llevarse a alguien y a la vuelta de los días lo olvida como novia veleidosa, y se empeña en llevarse a alguien más. Creo que su truco mejor es irnos llevando a todos calladita, calladita, sin que nos demos cuenta.
     
    Hace poquito supe que alguien queridísimo dijo que si llegaba la muerte él se iría contento porque ha vivido como ha querido y ha conseguido todo lo que quería en esta vida. Me conmovió y me hizo pensar mucho… A fin de cuentas si todos vamos para allá, creo que deberíamos intentar llegar así, satisfechos y plácidos como Justino en su cajita. Supongo que para eso son las crisis de la edad madura, como a los 40 o 45… para revisar el rumbo y poder llegar contentos al momento de entregar el equipo.
     
    En fin, amiga, gracias por tu relato en el que logras hacer agradable un tema tan espinoso.
     
    Ten una muy feliz semana, ¿sale? Te mando besos y abrazos.
     
     

    Responder
  3. vamos a tener que ir regalando feretros a todos los que se quejan tanto a ver si reaccionan y se ponen buenos jajajajajajja , yo conozco a unas cuantas personas asi , se acerca navidad y creo que ya se lo que les comprare ejejje gracias por la idea.
    como siempre me encanto tu historia , menuda imaginacion le echas a la cosa.
     
    un besote grandioso para ti con todo mi cariño
     

    Responder
  4. Ja, ja, ja. ¡Te pasas, niña! Me dejas con la boca abierta Muy oportuno el cuento para día de muertos. Uy, no, yo no quisiera un ropero así, no, no, no. Me pasó como a la buena de Gloria, entré a tu casa con jaqueca y mira que de imaginarme metida en esa caja se me quitó del susto.
     
    Pero ahora que lo pienso más seriamente… me gustaría irme como Justino, con la misma tranquilidad. Ojalá todos se fueran así ¿verdad?
     
    Te dejo muchos abrazos, nina bonita. Fue lindo leerte.
    Diana

    Responder
  5. Miguel Angel.

    Sorprendente y genial tu cuento,
    ojala fueramos capaces de aceptar
    la muerte como algo natural que lo
    es, pero siempre nos sorprende.
     
    un beso.

    Responder
  6.  Si he de morir mañana, que me entirren de una vez. Genial, genial. Muy bueno. Jajajajajajajajajajajajajajajajajajaja.

    Responder
  7.  HOLA SOY VANESA Y PASABA ASALUDARTE Y AVER TU ESPACIO YE ESTA SUPER CHIDO Y SUPER PADRE
    M ENCANTO
    Y ESTA GENIAL
    Y OJLA ALGUN DIA TU PASAES AVER EL MIO Y M LO FRIMES Y DES TU OPINION
    Y KM DIGAS K TAL
    ESTA OSEA M ENCANTO BUENO TE ESPERARE EN MI BLOG OK BYE CUIDATE
     y perdon xlo k te puse esk eESTABA ASIENDO TAREA Y NO VI Y PEGUE ESO EN TU ESPACIO PILS PERDON HAY K OSO EJJEJE PERDON

    Responder
  8. Hhola wenas!! que tal¿?
    he caido en tu space y me ha gustao muxho sigue asi;) Bxito0s dsde galicia ^_^
     

    Responder
  9. Ouch, te juro que no me duele nada de naá, eh, eh, eh?
     
    Vengo a dejarte un besito y un abrazote.
     
    Muassss!

    Responder
  10. Bravo, me encantó este cuento. Hay algunas partecitas que se van muy rápido, que como que quisieran un poquito más de desarrollo. Pero lo central, el imaginario de la muerte como descanso, como vuelta a la patria perdida (vuelta a la madre primigenia ¿no?) está perfectamente dicho. Saludos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: