Canal RSS

LA JOSEFINA

Publicado en

LA JOSEFINA

Es muy de mañana en el puerto, tan de mañana que el sol aùn no asoma su despeinada cabeza en el cielo. Comienza la actividad en el boulevard, las motos que vienen de lejos se oyen como mosquitos desafinados, los autos rompen en un estruendo molesto al pasar junto a mì. Yo camino a paso ràpido, el doctor me ha dicho que es el mejor ejercicio, me lleno los pulmones del aire tibio y salobre de la costa, es el mismo olor de todas las mañanas, pero al pasar "Duncan" el perro negro sin raza de la Josefina,me llega un olor a flores marchitas mezcladas con perfume "Madame Rochas". El olorcito me desconcierta pero lo olvido pronto, siento pena por el pobre perro, su dueña muriò recientemente. Supongo que està tan acostumbrado a los paseos mañaneros con ella que no puede todavìa "entender" que ella ya no existe.Veo su oscuro trasero alejarse a buen paso, mejor paso que el que llevaba cuando Josefina aùn andaba en este mundo.

La escena se ha repetido mañana tras mañana, "Duncan" pasando a mi lado, dejando el mismo olor extraño, pensamientos con aguijòn comienzan a prenderse a mi mente y al pensarlos me da un estremecimiento: pienso que la Josefina podrìa seguir por aquì en el mundo de los vivos, y que la estela olorosa que deja su perro es en realidad el aroma de su fantasma. Le he dicho a Genaro, mi esposo, que sirva de algo y use sus horas de jubilado montando guardia para ver si alguien entra o sale de la casa de la difunta. La pobre no tenìa familia, vivìa sola y su ùnica compañìa era "Duncan", pero quizàs algùn pariente se està haciendo cargo de èl ahora que ella ya no està. Mi viejo se lo toma muy en serio y al cabo de una semana tengo un informe detallado: el ùnico ser vivo que entra y sale de la casa ha sido el perro, quien no sufre de hambre pues todas las mañanas amanecen sus platos de alimento a tope con croquetas y agua. El reporte de Genaro incluye la observaciòn de que el jardìn exterior se està muriendo, pero el interior esta como siempre: verde y hermoso, las flores de Josefina mejor que nunca. Nota al pie: no hay señal de los desperdicios del perro. O èl mismo ha aprendido a recogerlos, servirse alimento y regar las plantas o ….. la Josefina sigue entre nosotros.

Hoy me he armado de valor…ahì viene "Duncan" y…. Josefina. Arrecio el paso para que el perro no me deje atràs y comienzo a balbucear como loca: "Jose…Jose….espera….cuèntame…¿que se siente estar difunta?, ¿duele morir? noto que ahora estàs mas ligera, vas mas rapido, ahora vas a paso de liebre y no de tortuga. ¡cuèntame! ¡dime como le hiciste!, el Genaro y yo quisièramos seguir por acà despuès de muertos ¿es posible? ¿hay otros como tù?, dime, anda no seas mala……."
Casi me desmayo al ver a "Duncan" aminorar el paso hasta pararse por completo, me lanza una mirada inteligente con sus ojitos cafès y entonces siento que "algo" me envuelve, el olor a flores marchitas y a perfume antiguo me rodean.Creo que estoy inmersa en el fantasma de Josefina, siento frìo, siento nostalgia, siento ausencia de carne y sangre, Josefina me susurra el misterio de la vida y de la muerte, pero yo no entiendo…..no hablo el lenguaje de los fantasmas.

Veo a "Duncan" y a Josefina alejarse…..y yo me quedo estacionada en la vida, agradecièndola, disfrutàndola, saboreàndola.
TIGRILLA.

Anuncios

Acerca de tigrilla

Cuentera, viajera, amiguera, me encanta la naturaleza y asombrarme con ella

»

  1. hay como me gusta leer tus historias , pero lo que mas me gusta es el final , que siempre nos dejas ese punto de intriga ,ese punto de saber pero quedar con dudas.
    un besote enorrrrrrrrrrrrrrrme para ti niña linda
     

    Responder
  2. Duncan y su sobra marchita, sombra que desparece frente al sol. Bueno que tú estás viva.
    P.d. Si su sombra perciste, consulte a su medico.
    Le puede quitar un poco de las pildoras para soñar, cambiando por las de no soñar.
     

    Responder
  3. ainsss nanita, qué mello!
     
    Pero no miedo de la Josefina, o de Duncan, su mascota, sino de poder llegar a dominar el lenguaje de los difuntos…
     
    Tigri, preciosa, muassssssss !
     
     

    Responder
  4. que onda, como estamos por alla?
    ya estoy de vuelta…
    lista para recibir mi lata?
    espero que si,
    estamos en contacto.
    SOFIA FM

    Responder
  5. Me ha gustado muchísimo, me dio escalofríos, ja, ja, todavía tengo enchinada la piel. ¿Sabes? Estas cosas pasan a  menudo y siempre me he preguntado qué tan cierto es el pregón del cura sobre que los muertos se van derechito al infierno, purgatorio o cielo, o lo que dicen los demás sabelotodo-sabelonada representantes de sus distintod dioses acá en la tierra. El misterio de la muerte nadie lo sabe y sí, seceden cosas extrañas, presencias, lo sé, a muchos nos ha ocurrido. Esa, entre otras muchas, es una de las razones por las que he dudado de todos los discursos religiosos. En resumen, nadie sabe con certeza nada del más allá.
     
    Me gusta tu cuento, niña bonita, cada día escribes mejor.
     
    Abrazos;
     
    Diana

    Responder
  6. hola, tigrrilla ¡; me recomendaron tu espacio dizque está muy bueno, y sabes?..  la verdad es que sí, oye tienes mucha imaginación y eres muy buena para relatar tus cuentos, me hacen estar ahí como si yo fuera el protagonista. Espero visitarte mas seguido y continuar leyendo tus cuentos.  Saludos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: