Canal RSS

AMOR SIN PRETENSIONES

Publicado en

 

 

AMOR SIN PRETENSIONES

 

"Mira Mariano, hay luna llena, su luz no pide permiso para entrar, me gusta su frìa insolencia, ¿la ves?
"Prefiero mil veces mirarte a tì"
Tita sonrìe, pasa sus manos por la oscura cabeza que descansa en su vientre. Sus dedos huesudos y de uñas largas pintadas de ocre se enredan en el pelo negrìsimo. Mariano levanta la cara, de ella cuelga una sonrisa traviesa, parece un niño fraguando alguna fechorìa. Poco ha cambiado èl en los ùltimos quince años, sigue siendo el mismo hombre de aspecto anodino, de ojos pequeños y cuerpo de perro parado; sin atractivo aparente, eso si, bien conservado, indultado por el tiempo y sus estragos.
 
¡Quince años! Hace quince años Tita Pacheco era la mejor con su cuerpo de diosa y su dominio absoluto de las artes amatorias. Entre sus clientes sòlo se contaba gente de las mas altas esferas del poder polìtico y empresarial de Mèxico. ¿No se habìa suicidado el General Torres enloquecido de amor por ella? Muchos hombres le habìan ofrecido su apoyo a cambio de exclusividad,  pero Tita Pacheco nunca sucumbiò ante sus propuestas. Amaba su libertad por sobre todas las cosas y tambièn amaba el tiempo que le dedicaba a Mariano, al cual no estaba dispuesta a renunciar por nada. Si, Mariano el insignificante, el oscuro empleaducho -como decìa su madre- que no tenìa nada que ofrecerle excepto su compañìa en las horas mas negras; su lealtad, su apoyo, su amor incondicional aùn a sabiendas de la naturaleza de su trabajo.

Tita ha cerrado los ojos, la lengua de Mariano se ha vuelto una mariposa que revolotea entre sus piernas y se posa en su sexo, para luego penetrarla dulcemente. Al menos el càncer no le ha quitado eso, aùn puede sentir placer. Su boca deja escapar los gemidos que nacen en su vientre y suben en tropel por su garganta. Sonrìe… pensàndolo bien, nunca ha sido libre, su cuerpo podìa ser de todos y de nadie, pero su corazòn sòlo de uno, y nunca conociò una càrcel mas dulce que ese amor sin pretensiones de su Mariano.

Tigrilla.

 

inspirado en la siguiente imagen propuesta en un taller literario:

 

Anuncios

Acerca de tigrilla

Cuentera, viajera, amiguera, me encanta la naturaleza y asombrarme con ella

»

  1. pues nada que por lo que veo , ves una mosca volando y sacas una historia jajjajajjajjaja , eres alucinante,pero dime porque casi siempre hay en tus historias un pequeño punto triste?.
    un besote enorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrme para ti preciosa y apapachos? se dice asi?.
     
    PD: por cierto los que cantan en mi espacio son "la caja de pandora"
     

    Responder
  2. Una historia de la vida real, sn más magia que la magia de lo cotidiano, que es tanta, mi niña, tanta, que no necesitamos inventar hadas y magos. La magia del amor cuando es así, simple, genuino, "sin pretenciones". El cáncer destruye futuros, destruye juventudes, planes, cabelleras, vistas, autoestimas, pero si algo tiene de bueno estar enfermo es sin duda, que aprendemos a darle el valor justo y exacto a esos pequeños momentos que puede que mañana ya no… ya no estén más. Aprendemos a apreciar el amor y el tiempo, la amistad, la compañía y hasta ese pequeño regocijo de dar, dar, ¡poder dar, aún!
     
    ES MILAGROSO, estar fregado y aun PODER DAR y que otro se alegre de lo poco que tú puedes darle, y crea en ti, cuando ya ni Dios, ni los médicos ni tú creen en ti.
     
    Me conmovió de una manera muy, muy especial este cuento. Me llegó a lo profundo, tocó fibras, cuerdas de guitarra que creí rotas. ¡Todavía vibran!
     
    Te abrazo con cariño, niña escritora.
     
    Diana

    Responder
  3. ¿Sabes qué? Tita se lo merecía porque no se lo dejó arrebatar por la opinión de su madre ni por los prejuicios de nadie… Qué linda historia, de verdad me gustó mucho. Eres mi cuenta cuentos preferida!! =D
     
    Un abrazote y un besote, Tigrita.

    Responder
  4.  En realidad el amor finaliza cuando empieza la pretension y que extraño que en un mundo de pretensiones este el amor.
    A caso el amor es una pretension de soñar ser amado…..en fin.   Que tierna y sabiamente cuentas tu cuentito.
           un abracito amiga

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: