Canal RSS

LA CASA

Publicado en

 

Poltergeist foto de dizzyink21985’s

 

LA CASA

 

Azucena se espantò con los ojos de la niña, eran unos ojos negros enormes y profundos. No necesitò que Adolfo le dijera nada, eran los ojos de èl, no se necesitaba ser adivina para saber que la niña era su hija. "Te traigo esta niña para que seas su madre" dijo èl con ese tono autoritario que su mujer conocìa tan bien.  Sin decir nada, ella tomò a la niña de la mano y la llevò a acostar junto con sus medios hermanos.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

La tarde en que llegaron – como presagiando desastres-  el cielo iba vestido de luto y llorando. Traspasaron mis rejas exteriores cubiertas de herrumbe y sofocadas por el abrazo apretado de la maleza. Cuando abrieron las puertas de la casa principal,  sentì dolor de entrañas, como si su presencia me hubiera indigestado. De buena gana los hubiera vomitado en ese mismo instante . Su estancia sòlo significaba una cosa: el viejo Adolfo Santillan habìa muerto y las hienas se habìan dejado venir para ver la herencia.

Sus abominables voces llenaban el aire: "¡pero què descuidado que esta todo!", "¡claro!, el viejo lo tenìa abandonado desde hacìa como quince años", "esto està tan ruinoso que lo mas sensato serà demolerlo y venderlo como terreno"
Entre aquellas voces calculadoras y frìas se dejò escuchar un dèbil quejido, un sollozo disfrazado:
"saben? No me gusta estar aquì, esta casa me da escalofrìos".

A diferencia de sus medios hermanos mayores, Cecilia, la dueña de la voz,  nunca habìa puesto un pie en la propiedad, sin embargo ella y yo nos conocìamos desde siempre, yo habitaba en su mente desde que era una niña; en forma de extraños sueños que la despertaban mojada en un sudor helado en medio de la noche. Y ella, sin saberlo, formaba parte de mi alma rìgida de rocas y yeso.

Avanzò la tarde y se dieron cuenta que no podrìan regresar debido al  mal tiempo; asi que se dispusieron a dormir entre mis paredes manchadas y apestosas a humedad.  Trataban de conciliar el sueño en medio de telarañas, goteras y polvo acumulado de tres lustros.  Poco descanso tendrìan. Sin intervenciòn humana alguna, las puertas cerradas se abrieron de golpe, las abiertas se cerraron, los muebles y las cosas se movieron en una danza absurda y terrorìfica. Mis paredes crujieron con sonidos de pesadilla. A un calor insoportable siguiò una heladez extrema que hizo que les castañearan los dientes.  Los hermanos se abrazaban entre sì con ojos desorbitados y el alma al borde de la locura. Vendrìa despuès un silencio ominoso que erizaba la piel. Cecilia rompiò la mudez del momento  con un grito ahogado:
 "¡Me habla!  ¡me està hablando!" "¿Quièn, Cecilia, quièn te habla?" "¡¡La casa…. la maldita casa!!"

La encontraron a un lado del pozo. Como un  encantamiento, mi voz la habìa atraìdo hasta allì. Era de madrugada y de no haber sido por Jaime, su hermano, que la siguiò en la penumbra, tal vez se hubiera aventado por aquella boca frìa y obscura para encontrar la muerte en el regazo del agua. Una inspecciòn minuciosa del lugar revelò los huesos de Ana Marìa Cardenas, amante de Adolfo Santillàn y madre de Cecilia, asesinada por èl y escondida en el vientre hùmedo de la cisterna

Hoy los huesos de Ana Marìa reposan en el cementerio, no asì su espìritu, que impregna mis muros y rincones. Ella y yo somos una y permaneceremos unidas hasta que la casa sea quemada hasta sus cimientos.  Cuando eso pase morirà conmigo el misterio de su vida y de su muerte. En cuanto a Cecilia, la niña que tuvo que abrigar su orfandad en una casa extraña, ella aùn sueña conmigo, pues hay pesadillas que duran para siempre.

TIGRILLA.

 

 

Anuncios

Acerca de tigrilla

Cuentera, viajera, amiguera, me encanta la naturaleza y asombrarme con ella

»

  1. Qué maravilla de relato!
     
    Hola Tigrilla, es un verdadero placer estar aquí, llevo rato leyendo, estoy fascinada.
     
    Transmites hasta poner la piel chinita chinita.
     
    Un beso.

    Responder
  2. Niiiiña, antes de leer a Blanca también te iba a contar que se me puso la piel toda erizada con este cuento!!
    No cabe duda, el terror es lo tuyo. El terror y el misterio. Pero… ¿qué crees?? 😀
    ¿Recuerdas la misión para Trazos?? jejeje… Queremos ponernos en contacto contigo pero no tenemos tu dirección de correo. La mía es indra64@hotmail.com y la del Mostro es loucphere@hotmail.com, porfa escríbenos a cualquiera de nostros, ¿sí? ¿siiiiiiii??
    ¡Te mando un abrazote, mi cuenta cuentos preferida!
     
    La emperatriz Pandita.
     
     

    Responder
  3. ¡Olvidábaseme!! La dirección de Trazos en Arena es trazos_en_arena@hotmail.com, por si prefieres escribir ahí.
     
    Oye, me encantaron tus bichos y tu música. Gracias por el buen rato.
     
     

    Responder
  4. tu imagen me hizo pensar en "bu" (la niña de la caricatura de monster inc) saliendo de su closet muchos años despues…
    por que les tendremos miedo a las mismas cosas?
    las mismas situaciones?
    sera que asi lo ha manejado la soc.?
    a mi si me daba un poco de miedo el closet… pero bueno, eso ya paso, ya soy adulta… jajaja
     
    SOFIA FM
     
    PD: gracias porel pastel

    Responder
  5. Jovencita, ha hecho usted que se me enchine la piel!!!!
    ¿De dónde sacas tantas historias?
    Me encantó. Te felicito, de veras eres buena para estas cosas. ¡Quítome el sombrero ante tu talento!
    Haces de los sueños una fuente inagotable de relatos.
    ´Siempre me deja alegrías visitarte.
    Te dejo abrazos;
     
    Diana

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: