Canal RSS

VIAJE FRUSTRADO

Publicado en

“ VIAJE FRUSTRADO”

 

 

 

 

Cuando Angela abrió la puerta del cuarto, el olor a borracho le golpeó la naríz “otra vez regresó tomado” pensó.      Enojadísima, aventó su bolsa a la cama, la cual aterrizó justo en la cara de Rogelio, quien anestesiado como estaba por tanto tequila, ni sintió el golpazo.  La televisión estaba encendida en un canal que hacía mucho había dejado de transmitir y el ruido a moscas zumbando era ensordecedor, buscó el control del aparato y activó el “mute”. “Menos mal que estas fregaderas modernas de algo sirven”, pensó. Entró al baño y se encontró con el desastre habitual: calzones tirados, sandalias de baño desperdigadas, el bote de basura hasta el copete……aquello era demasiado, miro la imagen maltratada y seca que le devolvía el espejo, se concentró en las arrugas y en los ojos cansados y sin brillo, “¿quién es esta?” pensó con amargura “¿dónde quedé yo?”  De regreso en la recámara intentó mover el cuerpo inerte de Rogelio para poder acostarse, pero no pudo, “desgraciado, tendré que dormir otra vez en el sofá” tras de sí dejó el uniforme de enfermera y en pantaleta y sin brasiere, se dirigió al cuarto de la computadora.  Primero había pensado en acostarse, se sentía cansadísima después de una dura jornada en el hospital donde trabajaba, pero decidió que al menos checaría su buzón de correo electrónico. Tenía 8 mensajes, casi todos intrascendentes, el único que le llamó la atención era uno que decía: “inminente reunión”, lo leyó con avidez y sonrió.

 

La luz del día la despertó sin misericordia; en el cuarto de la computadora no había cortina así que el sol no pedía permiso para entrar, Angela recordó el e-mail y se levantó rápidamente, tenía que hablar con Rogelio. Este aún estaba durmiendo pero el portazo que dio Angela a propósito, lo despertó, “no la amueles….estoy durmiendo” dijo con la voz pastosa de quien amanece todo crudo. “El próximo sábado salgo para Monterrey”dijo ella en tono resuelto,  esto último despertó el interés de Rogelio “¿de qué hablas?” “recibí un correo de mi primo Gustavo, toda mi familia se reunirá en Monterrey, todos, hasta la tía Doris que vive en Mérida, no puedo faltar” Gustavo guardó silencio unos segundos y luego volviéndole la espalda a Angela dijo: “no puedes, no tenemos dinero” “no me importa, daré el tarjetazo, ya hice la reservación anoche” Gustavo ya no dijo nada y minutos después Angela lo escuchó roncar.

 

 La perspectiva del viaje era emocionante, salir de la rutina, dejar de aguantar aunque fuera por unos días a su esposo, y quién sabe…..tal vez, sólo tal vez,  no regresar. El lunes pidió permiso en su trabajo para ausentarse el fin de semana y se lo concedieron,el martes comenzó a planear lo que iba a empacar; ese mismo día por la noche un cambio extraño se operó en Rogelio, cuando Angela llegó de trabajar lo encontró sentado en la sala en vez de tirado en la cama “¿ya cenaste?, preguntó él, “ preparé un espaghetti, no quedó muy bueno pero si tienes hambre….” aquello era algo inédito, el espaghetti sí estaba horrible, pero el simple hecho de que el fardo de Rogelio hiciera algo ya era mucho decir, el miércoles le habló al hospital “te invito unos tacos”, hacía ya tanto que no salían, aunque fuera a echarse unos mugres tacos, que  Angela estaba sorprendida. El jueves fueron a bailar, entre cumbias y merengues Angela se sentía en las nubes. El viernes Rogelio la esperó bien despierto, bañado,  y perfumado y después de un largo beso hicieron el amor. Por cierto hacía ya tanto que no hacían nada, que Angela no conocía la sensación de besar al ahora bigotón Rogelio y por lo espeso del bigote se le figuraba que estaba besando un mapache o algo así.  Después de hacer el amor Rogelio se portó muy tierno y caballeroso y Angela empezó a sentirse tan amada y querida como al principio de su relación. De repente la perspectiva del viaje ya no resultaba tan atractiva, ¿para qué irse a Monterrey y desperdiciar esta buena racha con él?, decidió que no iría a la reunión familiar. . El sábado por la mañana canceló todo y avisó a sus familiares de su ausencia, en vez del viaje organizaría una cena romántica para los dos. Rogelio estaba muy complacido del cambio de planes, Angela se fue a hacer las compras de la cena y Rogelio dijo que iba a  la farmacia a comprar unos condones.

 

El paquete con las fotos de la reunión llegó pocos días después, Angela las abrió con tristeza y lloró al ver a toda su familia reunida y felíz, sólo había faltado ella. Guardó las fotos en un cajón y se dirigió a la habitación que compartía con su esposo.  Tuvo la sensaciòn de estar viviendo un dejà-vu…..cuando abrió la puerta del cuarto, el olor a borracho le golpeó la naríz “otra vez regresó tomado” pensó; enojadísima, aventó su bolsa a la cama, la cual aterrizó justo en la cara de Rogelio, quien anestesiado como estaba por tanto tequila ni sintió el golpazo.  La televisión estaba encendida en un canal que hacía mucho había dejado de transmitir y el ruido a moscas zumbando era ensordecedor…………………………

 

 

Tigrilla –

Anuncios

Acerca de tigrilla

Cuentera, viajera, amiguera, me encanta la naturaleza y asombrarme con ella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s